Cantico inmersivo

Cantico inmersivo.

Editorial:
DIEGO MARIN
Año de edición:
Materia
Poesia
ISBN:
978-84-17619-89-3
Páginas:
59
Colección:
O.VARIAS
7,00 €
IVA incluido
Pedido a proveedor

Fruto de una desusada forma de escribir, y mucho más que un compendio de versos y sugerencias emocionales, este Cántico inmersivo es el acercamiento por medio de la lírica a un universo creador que surge de la fantasía, considerada como facultad que hace posible la vida y no como percepción falsa de la realidad.

El propio autor precisa que ?su radical originalidad estriba? en la personificación del tema?? (Ab initio). Pero el poema, en sí, y por bellas que sean sus palabras y exacta su métrica o armoniosa su musicalidad, no podría ser nunca un mero elemento aislado en su perfección. El poema o va impregnado de fantasía o decae tras su primera lectura. Aquí está la del marino, piloto en la noche con la mar en calma: ?Eres como el mar cuando está dormido?? (Canto al silencio). Y el flanco poético y emocional del dolor en Canto a la soledad: ?Tus silentes palabras me refuerzan / la cansera del cuerpo y el patético hastío?

La especial sensibilidad del autor para elegir sus palabras resulta fundamental a la hora de componer las figuras poéticas que cobran forma en la imaginación de un poeta íntimo, de rica trayectoria vital, que no renuncia a lo ?por venir? porque lo labra él mismo cada día con su capaz e intensa forma de escribir. Lozano de Fortuna nos regala su fantasía con La mar es mi destino: ?Un susurro de mar es la respuesta: / -volvéis a mi regazo prenatal / a los senos y alcores de mis olas?. Y desvela el inagotable afán vital con su recurrencia en el ?Canto a?? tantos temas eternos en la Poesía: las estaciones (metáforas de las etapas de la vida), los estados de ánimo, las sensaciones, los sueños? ?hay más vida en los sueños que en la vida? (Canto a la primavera); en suma, elementos básicos de la espontánea cotidianeidad.

Hermosos textos poéticos que desde la primera página incitan a la lectura y excitan las emociones, sustentados por un lenguaje preciso, riguroso (como es él) y ponderado, donde cabe la dureza de la verdad dicha con la emoción frágil de la esperanza en Canto a la ausencia : ?Si quieres, y recuerdas tu punto de partida, / sabe que nunca es tarde para volver. Lo nuestro / es tropezar, caer y levantarnos?.